El Caudal Femenino

Spread the love

Tener sexo con otra mujer es de las mejores experiencias que podrás tener, pero si nunca lo has hecho antes, puede llegar a ser un poco intimidante. Esta lista de consejos te ayudará a conocer lo más importante antes de sumergirte en el caudal femenino por primera vez. ¡Que lo disfrutes!

  1. Sé honesta con ella

Si esta es tu primera vez, díselo a tu pareja antes de llegar a la cama. Puede que también sea la primera vez para ella y que juntas disfruten de descubrir sus cuerpos al mismo tiempo. O puede que ella ya tenga años de experiencia y prefiera parejas que estén a su mismo nivel. Sea como sea, la honestidad es la mejor receta para evitar confusiones a la hora de la hora.

Una vez que estés en la cama, dile a tu pareja lo que quieres y pregúntale qué le gusta a ella. No nos gusta generalizar, pero los hombres son mucho más fáciles de complacer que las mujeres. Así que prepárate para darle señales claras a tu pareja y deshazte de tu ego para aprender cosas nuevas. Si no sabes lo que quieres, empieza por recordar qué te ha funcionado con los hombres o qué te funciona cuando te masturbas. La comunicación no tiene que ser verbal necesariamente. Puedes mover su cabeza a un punto diferente de tu clítoris o apretar su mano para que sus dedos lleguen más profundo. Un sexy gemido le ayudará a saber que está en el lugar correcto.

  1. Hazte un manicure antes de comenzar

Cada mujer es diferente, pero ningunos labios genitales están hechos de concreto. Las uñas largas y puntiagudas pueden cortar la parte interna y externa de la vulva como un cuchillo a un pañuelo. Para estar seguras, es mejor mantenerlas cortas.

  1. No te obsesiones con el orgasmo

Mientras más pienses en el orgasmo como una medida de tu éxito en la cama, menos gozarás de tu experiencia. Concéntrate en disfrutar el momento y experimenta de lleno lo que sea que venga para ti. Si estás a punto del orgasmo, avísale a tu pareja para que continúe. Créeme que lo hará. Por otro lado, no te sientas mal si tu pareja no tiene un orgasmo. Tomará tiempo y confianza descubrir qué la hace llegar a ese punto.

  1. Olvida las etiquetas.

Si solo has tenido relaciones heterosexuales, posiblemente no sepas cómo definir el sexo más allá de P-en-V. El sexo puede ser cualquier cosa desde poner tu boca en una vulva, hasta masturbarse mutuamente o ser penetrada simultáneamente por la vagina y por el ano con un dildo en forma de canguro. Tampoco te preocupes por qué significa tener sexo con una mujer para tu identidad.

  1. Recuerda que ella es tu amante, no tu terapeuta.

Todas nos ponemos nerviosas de vez en cuando, así que una buena pareja sexual te debe apoyar cuando le dices que estás ansiosa o que tienes dudas – y tú deberás hacer lo mismo por ella.

 

Si estás pasando por un momento difícil al lidiar con tus nuevas experiencias sexuales, busca la ayuda de un terapeuta o de un psicólogo. Su consejo imparcial te puede ayudar a entender mejor quién eres y lo que te hace feliz.

 

Al final, todas merecemos que nos complazcan justo como queremos, y eso solo ocurrirá con mucha práctica y posiblemente hasta unas cuantas decepciones. Lo que es seguro es que mientras más sexo tengas con mujeres, más cómoda y segura de ti misma te sentirás. Y chicas… ¡es ahí donde empieza la verdadera diversión! Desire Resorts es el lugar ideal para salir a jugar…