Experimenta los sentidos

Hasta las parejas con las más ardientes vidas sexuales tienen que variarle de vez en cuando, y el intensificar las sensaciones es una de las formas más fáciles de ponerse traviesos con T mayúscula. Casi cualquier sensación tiene el potencial de mejorar tu experiencia erótica. ¿Cómo identificar cuál te puede prender más rápido? Para eso tendrás que experimentar un poco, ¡y qué mejor lugar que Desire Resorts para hacerlo!

 

Aquí te damos 5 tips para empezar:

 

CALIENTE: Calentar las cosas en la recámara (literalmente) puede aumentar tu sensibilidad al tacto, ya que aumenta el flujo sanguíneo y hace a tu piel más receptiva a la estimulación. Prueba el truco del agua caliente: Antes de la actividad oral, toma un sorbo de agua caliente (¡no hirviendo!) y pásala por toda tu boca antes de tragar. La sensación cálida en la zona sur de tu pareja lo volverá loco.

 

FRÍO: Jugar con las temperaturas es una excelente forma de estimular los receptores neuronales que se encuentran debajo de tu piel para aumentar el sentimiento de anticipación sexual. Las sensaciones frías dan energía a tu cuerpo y aumentan su receptividad al placer. Tomar una uva congelada con tu boca y pasarla por todo el cuerpo de tu pareja puede ser una jugada muy seductora. Usar juguetes fríos es otra forma de disfrutar de esta sensación al máximo. Mete un dildo u otro de tus juguetes favoritos al congelador, luego enjuágalo con agua fría y permite que esta deliciosa sensación te llene de placer.

 

HORMIGUEO: El hormigueo aumenta tu sensibilidad y electrifica el juego previo. Pon unos Pop Rocks en tu boca para disfrutar de un beso apasionado y disfruta mientras los pequeños dulces van haciendo explosión. También puedes usar pasta de dientes antes de realizar sexo oral; las sensaciones de menta y frescura harán a tu pareja estremecer.

 

COSQUILLEO: Muchas personas tienen un interés sexual en las cosquillas, y es que estas pueden ser una forma juguetona de añadir un poco de diversión y placer en la cama. Intenta deslizar tus dedos por el cuerpo de tu pareja, poniendo atención a sus zonas más sensibles. Haz cosquillas suavemente en estas áreas por algunos segundos antes de volver a las caricias. Las sensaciones y la anticipación de no saber cuándo volverás a hacerlo serán una forma perfecta de intensificar el juego previo.

 

BRISA: Cuando una brisa hace contacto con tu piel desnuda, se activan los receptores conectados con tu vello corporal, incluso si te has depilado. Coloca un ventilador al lado de la cama para que el aire fresco toque tu piel mientras disfrutas a tu pareja. Esto puede ser especialmente erótico si estás en una habitación caliente y hay un poco de sudor en sus cuerpos.

 

Tu estancia en Desire Resorts será el escenario perfecto para encender tus sentidos. Recuerda que este experimento sensorial puede ser una experiencia adictiva… ¡y deliciosamente erótica!