Desire Experience | MAKE YOUR SEX SCENE SIZZLE

EXPLORA UNA NUEVA Y SENSUAL ESCENA

Spread the love

Las parejas disfrutan del S&M porque les permite explorar nuevos roles y visitar diferentes lugares, llevándolos a niveles de sensualidad mucho más altos, para así tener una liberación emocionante de la rutina.

 

¿Por qué el bondage es tan cautivador? El bondage nos gusta por una variedad de razones. Jugar a las luchas contra las restricciones puede generar una emocionante adrenalina, mientras que tener los ojos vendados aumenta la sensibilidad de los otros sentidos. Solo piensa en todas las veces que cerraste los ojos durante un masaje, ¿no se siente muchísimo mejor?

 

¿Qué es el bondage? La B en BDSM consiste en atar o restringir de manera consensuada a tu pareja para darle estimulación erótica, estética y/o somatosensorial (táctil). Pero, ¿cómo empiezas algo que evoca imágenes de látigos, máscaras y esposas, en una habitación que rara vez presencia más de dos posiciones?

Simplemente insinúalo… Muchas personas se desaniman a experimentar con bondage porque no saben cómo abordar el tema con su pareja. Planta esa pequeña semilla en la mente de tu pareja, poco a poco se convertirá en algo que querrá probar.

No te desanimes por los conceptos erróneos sobre el bondage… Esta práctica tiene su reputación, pero puede ser una forma muy romántica de mejorar una relación. El bondage para principiantes es parte del juego y mejora cada vez. Aunque si algo no te gusta, no es necesario que sigas haciéndolo, solo tienes que tener una buena comunicación y hacerle saber a tu pareja qué te agradó y qué no.

La confianza y la comunicación son clave… El bondage requiere e implica la entrega total de control por parte de la persona pasiva a la persona activa. Es importante establecer una palabra de seguridad antes de comenzar, para que todos sepan que hay una confianza total en todo momento, y que solo una palabra detendrá todo de inmediato. Es así como el juego de bondage y el fetiche incluso pueden llegar a crear una relación más fuerte y solidificar la confianza.

Te estás entregando a tu pareja, así que no solo se trata de sensaciones, se trata del romance más puro basado en la confianza entre los dos. Las parejas que permanecen juntas en las relaciones más enriquecedoras, son las más honestas.

 

Escoger una posición… Cuando las parejas hablan del bondage, a menudo sienten la presión de etiquetarse a sí mismas como sumisas o como dominantes. A lo largo de la experimentación, es probable que descubras tu preferencia, el punto de estas dos posiciones es dar y recibir placer, pero eso no significa que no te será placentero experimentar con las dos.

 

Sé el primero en intentarlo… La mejor manera de quitar lo intimidante a algo, es ofrecerse como voluntario para hacerlo primero.

 

Mantenlo simple… Cuando se trata de empezar, comienza de manera simple. No empieces a traer un montón de cosas que puedan ser intimidantes, o demasiado complicadas, porque pueden convertirse en una distracción.

 

Cuando estés listo para mudarte a la “tierra del bondage“, el control sobre tu pareja puede ser tan simple como sostenerle los brazos donde lo desee. Si estás encima, intenta atrapar sus brazos en la cama. Si le gusta eso, estás listo para llevarlo al siguiente nivel. Usa tus manos para explorar y ver si le gusta adónde vas psicológicamente con tu juego erótico.

 

Por último, te recomendamos que no te lo tomes demasiado en serio, ¡respétense unos a otros y sean serios con sus límites! Si no tienes una sonrisa mientras juegas en la cama, no lo estás haciendo bien.

ADD YOUR COMMENT