Lo más atractivo del juego de roles es que tu pareja y tú pueden experimentar con sus más íntimas fantasías y hacer cosas que jamás pensaron que harían, porque no son ustedes lo que están participando, sino